Entradas

Capítulo I: La Rueda como un Símbolo de la Cosmogonía Perenne (9)

Imagen
Tonalpohualli. Códice Tovar.

LA RUEDA COMO SÍMBOLO CÍCLICO. LA CONCEPCIÓN TRADICIONAL DEL TIEMPO Y DEL ESPACIO (II)
A continuación, Federico González pone varios ejemplos para ilustrar estos pensamientos que verdaderamente definen la acción de la Inteligencia que diseña ese «plan arquitectónico» que es el cosmos. Así, alude a la «nave de la tierra» que se mueve –con el hombre dentro de ella– a miles de kilómetros por hora alrededor del sol, por ser el «astro rey» su centro, como el corazón lo es del mundo celular. 
Pero el sistema solar se inscribe dentro de un mundo mucho más grande que es la Vía Láctea, donde asimismo habría un sol de nuestro sol (o sea la imagen de un centro arquetípico), que cumpliría la misma función que la célula con respecto a la molécula, y ésta con respecto al electrón; papel que le corresponde igualmente a la naturaleza en relación al hombre, y a la tierra con respecto a la naturaleza, y al sol con referencia a la tierra, la cual le debe su origen, lo mismo que …

Capítulo I: La Rueda como un Símbolo de la Cosmogonía Perenne (8)

Imagen
Jacob Böhme. Aurora

LA RUEDA COMO SÍMBOLO CÍCLICO. 
LA CONCEPCIÓN TRADICIONAL DEL TIEMPO Y DEL ESPACIO (I)

La rueda, tal y como la ha investigado Federico González, constituye un esquema simbólico que permite comprender un tema tan complejo como el de los ciclos y los ritmos, los que conforman la Ciclología, una rama de la Ciencia Sagrada que muchas tradiciones han desarrollado de manera especial y a través de la cual podemos comprender también la Cosmogonía Perenne. En El Simbolismo de la Rueda hay un capítulo (el VII, al que ya nos hemos referido),(1)enteramente dedicado a esta cuestión, y en el que se ponen las bases y la ideas doctrinales esenciales de esta ciencia que sin duda nos permitirán acometer estudios que abarcarán también los grandes temas estrechamente relacionados con ella, incluyendo desde luego a la Historia y la Geografía, es decir al tiempo y al espacio, coordenadas que la rueda recoge en su estructura geométrico-numérica. Así lo deja dicho Federico en el capítulo II …

Capítulo I: La Rueda como un Símbolo de la Cosmogonía Perenne (7)

Imagen
LA RUEDA: EL SÍMBOLO DE LOS SÍMBOLOS (III)

Hemos mencionado el círculo y el cuadrado, o la esfera y el cubo como equivalentes, pero conviene tener presente que el primero es más perfecto que el segundo ya que todos sus puntos equidistan a igual distancia del centro, lo cual ha permitido hacer de él un símbolo del Espíritu, donde la diferencia entre el centro y la circunferencia ha desaparecido por completo, pues el Sí Mismo, absolutamente trascendente, se reconoce a Sí Mismo en todas las cosas. (1) Señala Federico a este respecto: 

Una antigua sentencia de la filosofía griega, expresada posteriormente por Nicolás de Cusa, y en general por todos los neoplatónicos y hermetistas, nos dice que: «Dios es un círculo cuyo centro está en todas partes y su circunferencia en ninguna». Por lo mismo, los contrarios de periferia y centro se hacen intercambiables. Todo punto periférico es el centro de un sistema.

«Dios está en el mundo y el mundo está en Dios». «El rostro de los rostros está velado en…